Barrer a ritmo de «rumba»

Muchas de vosotras, como yo, trabajaréis además de dedicaros a vuestra casa y a vuestros hijos. Estos años he aprendido que merece la pena gastarte dinero en cosas que te facilitan la vida y te dejan tiempo para disfrutar de ellos, de tu familia y liberarte un poco de la esclavitud de la casa. He perdido mucho tiempo dedicándome a limpiar quitándoselo a momentos de juego con mis niñas. Por lo menos, he aprendido a tiempo y me gustaría compartir con vosotras mis pequeños trucos para disfrutar más de mis niñas.

Cuando me hice la casa, vi un suelo precioso que me encantó y la verdad que me sigue gustando si no fuese porque ¡ES NEGRO! Me pasaba la vida barriendo y aún así el polvo no se quitaba y quedaba medio gris. Lo malo de esto es el tiempo que perdía en limpiar y que no dedicaba a mis niñas. Y cómo me arrepiento ahora… Descubrí de casualidad la Roomba y desde luego que es el dinero mejor invertido de mis últimos tiempos. Cuando fui a comprarla me aconsejaron que fuese de esta marca porque las demás no acababan de ser buenas.

Yo me compré la más básica aunque podéis cogeros las más avanzadas. En mi búsqueda de información me enteré que lo que pagas son los extras como programación, muros invisibles… pero al fin y al cabo aspirar lo hacen todas bien.

Y a mí era lo que me interesaba. Doy al botón antes de irme a trabajar y cuando vuelvo ya tengo el suelo limpio. Además, lo he notado un montón en cuanto al polvo pues los muebles parece que cogen menos polvo y los tienes que limpiar menos. Así puedo dedicar más tiempo a mis hijas. ¡Estoy encantada! La recomiendo. Si también quieres ahorrar tiempo al hacer la colada, en este artículo te explico como puedes planchar con las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *