Escribe un diario (1)

Cuando nacieron mis dos niñas, había un cúmulo de sentimientos dentro de mí que eran todos nuevos y especiales.  Me sentía muy sensible pero a la vez llena de felicidad y eufórica. No sé por qué, un día se me ocurrió que mis hijas tenían que saber todo lo que estaba pasando por mi cabeza, por mi corazón y decidí escribir un diario. Pero no centrado en ellas aunque también escribo su desarrollo, sino centrado en mí, en mis sentimientos cada vez que las miraba o hacían alguna gracia. Con Silvia llegué tarde y empecé a escribir una vez había nacido y el embarazo lo escribí todo junto, un día después de pasado. Pero con Carolina espabilé y empecé a escribir estando embarazada. Lo malo de la segunda es que ya tienes una niña de tres añitos y tienes poco tiempo para dedicarle a esto, pero intentaba sacarlo porque no podía ser ella menos que Silvia.

Mi intención es que, cuando sean un poco mayorcitas, ponerlo bonito, encuadernarlo con fotos del momento y regalárselo para que lo guarden para siempre. De esta manera siempre sabrán todo lo que ha pasado siendo ellas pequeñas, tendrán un bonito recuerdo y… ¿por qué no?… les puede ayudar cuando ellas vayan a ser mamás. Por supuesto, les doy consejos de todo tipo que ahora, a su edad, no valoran o entienden pero creo que cuando crezcan les puede servir de gran ayuda.

En Escribe un diario (2) podéis leer un poquito de mi diario, escrito estando embarazada de Carolina

Podéis usar algún libro en blanco con algún diseño bonito para escribir a mano, ya que os va a acompañar durante toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *