Hamacas que se mecen solas

¡No te compliques la vida! La de horas que me he pasado meciendo la hamaca para que el bebé se callase o se durmiese. Y, cuando ya las niñas dejaron de usarla, me enteré por una vecina ¡¡¡que existían hamacas que se mecen solas!!! Vamos a facilitarnos la vida. Les podemos dejar ahí mientras nosotras hacemos nuestras cositas y así tener un poco de tiempo para nosotras, que también somos mujeres, no sólo mamás. Muchas veces merece la pena gastarse un poco de dinero para mejorar nuestra calidad de vida. Por no hablar de los cuelga-bebés, en este otro artículo te explico su utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *